BAILAR CASI PEGADOS

Las costumbres cambian y muchas cosas, no tengo claro si son terrorismo urbano, gamberrada gruesa o comunicación cuántica con los elementos urbanos, digamos un neo-romanticismo. Admitamos que la idea de hacer bailar a una sensual señal de tráfico con un vigoroso pivote es una propuesta de acercamiento muy sugestiva. Y que un pivote borracho de cemento ande tumbado sobre la acera, probablemente, es porque le apetecía una buena siesta, no porque el pivote tenga mal beber. Me tengo que poner al tanto de todas estas novedades urbanas para no perderme en el analogismo costumbrista.

 

Publicado el abril 10, 2018 en Artículos Propios y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Graciosa manera de llamar la atención sobre lo que llamas terrorismo urbano. Me gustó solo puedo devolverte un paseo por liza83042654.
    Desde el corazón ♥Lizet♥

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La máscara rota

Publicación de cuentos, ensayos y otro tipo de contenidos

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades.

El cuidado en la palabra

Enfermeras que cuidan a través de las palabras

El espacio de Chus

Un blog de rebote

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: