ECOS DE LA MEMORIA

Los ecos de la memoria están siempre despiertos, sobre todo, cuando se recorren calles o rincones, que han tenido un significado en tu itinerario vital. Y es bueno visitar esas geografías urbanas porque desaparecen sin previo aviso. Así me ha sucedido a mí, que recién llegado a los madriles habían dos puntos importantes: La gata Flora y el Café Isadora, pero no aparecen en escena porque ya no existen. Menos mal que por lo menos me queda uno: el Café Manuela de Malasaña.  

Publicado el marzo 21, 2019 en Piezas/Lugares y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Me pasa cuando voy a Puerto Rico y han desaparecido negocios a los que solía ir, o las cosas han cambiado de dueño y no son lo mismo, o el paisaje urbano está abandonado. Te entiendo perfectamente, Manuel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

The Biveros Effect

To Travel is to Live

Sobre Monstruos Reales y Humanos Invisibles

El rincón con mis relatos de ficción, terror y fantasía por Fer Alvarado

Hobo Movie

Movies Review in the Hindi Language

Short Prose

Poetry and Short Prose by Gabriela Marie Milton 2019 Author of the Year at Spillwords Press and Author of Passions: Love Poems and Other Writings

Existe Luz al Final del Túnel

Sabemos que atravezamos un dificil momento con la crisis mundial por el Covid-19, más creemos que siempre “Existe una Luz al Final”

Verses Inked©

We set the ink down, on the streets of the town. where Eternity Stand Confound.

Fisgoneo virtual

La curiosidad me mantiene despierta.

A %d blogueros les gusta esto: