LIMOSNA MÍNIMA

tonterías las justas. Dar sobras de los bolsillos es un despropósito y algo muy feo estéticamente, las limosnas hay que dignificarlas, otorgarles cierto caché. No podemos tratar a los necesitados como huchas de nuestro capital colateral. Es decir, limosna mínima. Tenemos muy mal acostumbrada a nuestra conciencia, hay que trabajar para que sea algo más selectiva. Si somos somos, en caso contrario, maduremos la limosna para otra ocasión. El reclamo pertenece a un santuario de la carretera que nos lleva a Puebla de Sanabria.

limosna mínima

Limosna mínima

Publicado el agosto 22, 2015 en Artículos Propios y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Revolución Poeta

"La revolución en letras, abre puertas a la libertad y junto a un lápiz y papel cantamos la verdad"

Hablando silencios

Quiero compartir lo que en ocasiones callo.

Poetas en la noche

POESÍA, CUENTOS Y RELATOS

Uriel saino

Un viajero sabio nunca desprecia a su propio país

A %d blogueros les gusta esto: