LA EMPAREDADA DE ASTORGA

Celdas que habitaban personas para sacrificar su vida y obtener así el favor de la gloria

Hay retazos de nuestra historia que pensamos pertenecen a leyendas o encantos, pero no, en Astorga, en la calle de Santa Marta, junto a la catedral, una celda nos recuerda un procedimiento radical que elegían algunas personas para mortificarse y alcanzar la gloria. La celda de las emparedadas es un espacio irregular, con una ventana abierta a la calle, por donde recibían limosna y alimento y que se aprovechaba para cierta comunicación.  Otra ventana comunicaba con la Capilla Mayor de la Iglesia de Santa Marta, con el fin de no perderse los oficios. Son muchos los documentos que hacen referencia a las emparedadas, por ejemplo, el testamento de 1344 que hizo el canónigo de la Catedral D. Pedro Domínguez que:  Manda “a cada una de las emparedadas de Astorga sennos maravedís”. Un paseo por la historia que merece la pena conocer y visitar.

Publicado el octubre 31, 2014 en Artículos Propios y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Andrés Fornells

    Muy interesantes siempre tus artículos, Manuel.
    Un abrazo.

  2. Muy curioso esto, Manuel. No lo conocía. Si sabía de emparedados como castigo, que los aislaban hasta que morían.
    Un abrazo

  1. Pingback: SERIE POESÍA PERFORMANCE: ARTISTA, GRAFITERO Y ESPANTAPÁJAROS | Gorrion de Asfalto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Islas de papel y tinta

miguelolmedo1988@gmail.com

Perception

feelings, thoughts and dilemmas

il vento sulla pelle

Guarda come soffia....ascoltalo!!

Sin prejuicios

Para ser y no retenerse

A %d blogueros les gusta esto: